sábado, 27 de junio de 2009

La Argentina es un país generoso


La Argentina es país un país generoso a la hora de cederle la palabra a los políticos que pierden elecciones.

Dado que mañana algunos políticos serán elegidos pero muchos otros -la mayoría- serán derrotados seguramente nos encontraremos con las explicaciones de costumbre:

- La gente no ha sabido interpretar nuestra propuesta (los psicoanalíticos)
- No hemos sabido explicar/trasmitir nuestras ideas (los culpógenos)
- Se afanaron los votos (los denuncistas)
- El resultado se debió a una campaña de los medios (los paranoicos)

Mejores o peores, estas explicaciones están permitidas y son terrenales. Peor les va en Irán donde votar por quién no corresponde y/o dudar de los recuentos oficiales puede ser un problema religioso o directamente ponerte como impío enemigo de Alá y de sus ayatholas.

Los conceptos de democracia y teocracia no se llevan muy bien, en Irán predomina el segundo y en nuestros pagos -pese a que a la democracia se la puede calificar de inmadura, corrupta o ineficiente- al menos los dioses se mantienen neutrales … o mejor dicho: ¡Hasta ahora los dioses se han mantenido neutrales, tal vez el lunes nos encontremos con quienes desenfunden amenazas de cólera divina!

1 comentario:

  1. Ganar no es importante. Lo que importa es competir.

    ResponderEliminar