lunes, 25 de octubre de 2010

Viva Chile mierda

Han pasado ya unas semanas del final del exitoso operativo que permitió el rescate de los 33 mineros atrapados en las profundidades de la mina San José, en Atacama, Chile.

Tal como dijimos en la entrada ¡Están vivos! O al menos eso dicen …, no fue necesaria la intervención de ningún ente sobrenatural para la supervivencia de los mineros ya que éstos contaban con lo básico -agua, aire- más su propio esfuerzo -que los mantuvo sanos y lúcidos- y con la incondicional ayuda de los dirigentes y técnicos chilenos que organizaron y ejecutaron el operativo de salvataje con una eficacia que nos lleva a felicitarlos.

No estamos solos en esta posición que deja de lado los milagros y es probable que también el presidente Piñera -pese a su creencia de que la fe mueve montañas- cuando reciba la cuenta de  gastos del  operativo, seguramente coincidirá en que se usaron medios más tangibles.

Tampoco compartimos las ilusiones de olvido de Don Sebastián -quién dijo: “Chile será recordado y reconocido no por Pinochet, sino como un ejemplo de unidad, liderazgo y coraje, fe y éxito”- ya que de las dictaduras no creemos posible ni conveniente que alguien se vaya a olvidar.

Pero las noticias posteriores no se agotan con las operaciones políticas, los chistes y las ofertas fílmico/editoriales. También habrá otras narraciones en las que propaladores de sandeces nos darán sus peculiares interpretaciones del episodio. Nos referimos a la generación de relatos sobrenaturales y conspirativos, que resulta tan inevitable como los documentales de Nat Geo.

Antes de que saquen su ticket para hacer turismo de riesgo en las profundidades de las minas, Noticias Falsas les anticipa los argumentos de los cuentos que no demorarán en aparecer -si ya lo han hecho, les señalamos el vínculo- como descripciones o explicaciones de las desventuras de los mineros:  

- Un rescate con éxito previsible a partir de las muy favorables coincidencias numerológicas
- La culpabilidad directa de la conspiración judeo masónica y la Comisión Trilateral
- La narración del hecho como el cumplimiento de alguna de las  profecías de Nostradamus
- El episodio como clara señal del advenimiento del anticristo y/o de la intervención divina
- La corroboración de la exactitud de algún designio astral azteca (maya, cantonés …)
- El hallazgo de incontables presagios en las vidas actuales o anteriores de los mineros
- La indudable influencia benéfica de los altares hechos en el lugar  
- La constante presencia e imprescindible ayuda de ángeles (avatares, seres de luz …)
- La culpabilidad indirecta de los Iluminatti, el Grupo Bilderberg y los ecologistas
- La hipótesis negacionista: Esto fue un show montado por CNN (o Piñera, la oposición …)
- La eficaz acción de  meditaciones, rezos, plegarias, mantras, abluciones, devociones …

Aburre … ¡Realmente aburre lo previsibles que son!


La verdad detrás del rescate: 


1 comentario:

  1. ¡Yo me metería a vivir en el espacio para ángeles!

    ResponderEliminar